Un programa creado por el Rensselaer Polytechnic Institute (RPI) permite a los estudiantes con severas discapacidades físicas crear música con tan sólo un movimiento de la cabeza. Una cámara digital graba los movimientos de los estudiantes en una pantalla y los transforma en escalas del piano o en redoblas de la batería. Los diseñadores del programa esperan poder abrir un mundo nuevo de creatividad a los individuales con discapacidades físicas.

Annemarie, una muchacha de 16 años, sonrió al darse cuenta de que estaba creando música sólo con movimientos sutiles de su cabeza y con la ayuda de este programa nuevo. La adolescente, una alumna del Rehab School (Escuela de Rehabilitación) en Poughkeepsie, N.Y. no puede hablar ni caminar y tiene muy poco control sobre los movimientos de su cabeza y de sus brazos.

Annemarie es una de tres estudiantes de la escuela que han recibido esta oportunidad especial para crear algo propio a través del proyecto “Adaptive Use Musical Instruments for the Physically Challenged” (Instrumentos Musicales de Uso Adaptivo para los Discapacitados Físicos)

Pauline Oliveros, músico y profesora en RPI, y baterista Leaf Miller pasaron años discutiendo la idea de traer música a la gente que tiene discapacidades tan severas que no les permiten tocar instrumentos tradicionales.

Miller, un terapeuta ocupacional en el Rehab School, una escuela para personas con discapacidad física, había pasado mucho tiempo buscado una forma de traer su amor a la música a los jóvenes con quienes trabaja. Hace casi un año y medio ella empezó una clase de batería con los jóvenes, pero ella quería encontrar la forma de permitir a los que no podían tocar el tambor—como las personas con parálisis cerebral—a participar en la experiencia.

“Tocar música no es algo típicamente accesible para jóvenes con discapacidad severa,” dijo Miller. “Poder ofrecerles esta oportunidad es increíble. Está ayudándoles a conseguir cierto control sobre sus cuerpos, algo que es realmente bueno.”

Oliveros también fundó el Deep Listening Institute, una organización de músicos basado en Kingston, NY. A través de sus conexiones, en febrero ella consiguió una donación de $20,000 para su proyecto. En diciembre, uno de sus estudiantes, Zane Van Dusen, empezó a desarrollar un programa para la computadora que ayudaría a los estudiantes a “tocar” música utilizando el rango pequeño de movimiento que tenían.

Van Dusen, cuya especialización es en informática, artes de los medios electrónicos y comunicación, tuvo la idea de utilizar una camera de video digital para mostrar la imagen del estudiante en la pantalla de la computadora. Se ubica el cursor en una parte de la cabeza del estudiante, como el punto de la nariz, y el programa sigue el movimiento de la cabeza del estudiante. Mientras tanto, produce notas musicales—puede ser del piano o de percusión. Mover la cabeza completamente a una dirección produce una escala en el modo de piano, mientras en el modo de percusión, produce una serie de batidas rápidas o un redoble.

El sistema fue probado por primera vez con estudiantes en mayo y actualmente se están haciendo pruebas con instrumentos robóticas de control remoto también. La facultad de RPI y algunos ex-alumnos han estado trabajando en la construcción y programación de los aparatos y de las controladoras.

Oliveros pidió que Miller eligiera tres de los alumnos con discapacidades más limitantes para probar el resultado de su trabajo. Annemarie; Billy, un niño de once años—cuyos padres pidieron que sus apellidos no fueran utilizados; y Geoffrey Eisen, también de once años, usan sillas de ruedas, no pueden hablar, y tienen poco o ningún control sobre el movimiento de sus brazos y sus manos.

Geoffrey, quien ha estado trabajando con el personal de Rehab desde que tenía poco más de 2 años, también tiene deficiencias visuales. Para su madre, Tarez Eisen, ver a su hijo aprender a “tocar” un instrumento fue algo que ella nunca hubiera esperado. “La primera vez que lo vi hacerlo, me asombré,” dijo Eisen. “Cualquier cosa que se pueda hacer independientemente, especialmente tocar música, es maravillosa.”

Vínculos:

Rensselaer Polytechnic Institute

“Adaptive Use Musical Instruments for the Physically Challenged” project

Video demonstration of the adaptive-use music project