El 6 de diciembre del 2007 Microsoft Corp. dijo que en enero del 2008 iniciaría una prueba de una versión especial del sistema operativo Windows XP en los laptops de bajo precio XO, producidos por la fundación One Laptop Per Child (OLPC-Un Laptop para Cada Niño)–un acontecimiento que podría estimular la venta de la computadora a gobiernos en todo el mundo.

Según Microsoft, lograr que el sistema operativo Windows funcione en el laptop XO ha llevado casi un año de ingeniería. Para mantener un precio menor a $200 el XO utiliza memoria flash en vez de un disco duro y tiene menos memoria que la mayoría de las computadoras PC.

En mayo, el Associated Press reportó que había preocupación en Microsoft en relación con la posibilidad de que los problemas de memoria y otros obstáculos técnicos, frustraran los esfuerzos para permitir el uso de Windows en el XO, el cual fue originalmente diseñado para utilizar una versión especial del sistema operativo abierto de Linux.

El productor de software ya ha liberado Windows XP para uso en otras computadoras de bajo precio con memoria flash, como el Classmate PC de Intel Corp., la cual tiene dos veces más memoria que el XO. Microsoft tuvo que modificar el sistema operativo para que pudiera iniciarse y funcionar a través de una tarjeta de memoria externa que se conecta al sistema de circuitos del laptop.

Según James Utzschneider, gerente del grupo Unlimited Potential (Potencial Ilimitado) de Microsoft, la versión de Windows XP para el XO no estará disponible para uso generalizado hasta por lo menos el segundo semestre del 2008. Y, él continuó, el atraso obedece a más que obstáculos técnicos.

“Hemos tenido un blanco móvil [con respecto a la modificación],” dijo él. “Durante el año pasado los ingenieros sólo tuvieron un puñado de máquinas a su disposición. Eso, y el hecho de que [OLPC] todavía estaba haciendo cambios al hardware en agosto, ha hecho más lento el proceso.”

Fundado por el ex-profesor de MIT, Nicholas Negroponte, OLPC quiere distribuir los laptops XO a estudiantes en países en desarrollo y así revolucionar la educación. Pero la venta de las maquinas a los gobiernos de países en desarrollo ha sido más difícil de lo que Negroponte esperaba, en parte por causa de la competencia que generó el Classmate PC, el cual ofrece a usuarios la opción de escoger entre Linux y Windows.

El gobierno de Libia, por ejemplo, tenía planeado comprar 1.2 millones de laptops XO, pero los funcionarios empezaron a preocuparse por la falta de Windows, y por la posibilidad de tener problemas con asistencia técnica, capacitación de maestros y actualización del software en el futuro.

“La máquina de Intel es mucho mejor que la de OLPC,” dijo Mohamed Bani al Wall Street Journal en noviembre. Bani cabeza el comité de asesoría técnica de Libia pero él no puede tomar la decisión final sobre la compra de los laptops. “Yo no quiero que mi país termine con un depósito de estas máquinas.” Libia supuestamente ha decidido comprar por lo menos 150,000 Classmates de Intel, y ahora el futuro del programa de OLPC en el país está en peligro.

Fueron preocupaciones como ésta las que motivaron a la fundación de Negroponte a dar marcha atrás y empezar a trabajar con Microsoft para ofrecer una versión del XO que pudiera utilizar Windows. Ahora, lo que está por verse es si este acontecimiento puede estimular la venta de los XO a más países del mundo.

Vínculos:

One Laptop Per Child

Classmate PC

Microsoft Unlimited Potential